Insectos alimentacion medio ambiente

Insectos: alimentación y medio ambiente.

Desarrollo sostenible

Desde 2013, la cría de insectos ha despertado un gran interés en Europa, debido a la necesidad imperiosa de encontrar nuevas fuentes de proteína animal de alta calidad.

El uso de insectos como fuente de proteína tiene beneficios ambientales. Poseen un alto grado de conversión de una amplia variedad de fuentes de materia orgánica y su producción implica una menor producción de gases de efecto invernadero.

Los insectos pueden alimentarse de materia orgánica y producir productos de alta calidad como proteínas (para uso en piensos y alimentos), grasas (detergentes, aceites industriales), quitina (purificación de agua, agricultura, industrias química y farmacéutica) o sustratos con capacidad de fertilización.

Insectos para alimentación humana

El contenido nutricional de los insectos depende de su etapa de vida (etapa metamórfica), su hábitat y su dieta. No obstante, tal y como se especifica en el último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicado al respecto en abril de 2013, se acepta ampliamente que su consumo puede ser muy beneficioso para la salud:

  • Proteínas y nutrientes de calidad. Los insectos proporcionan proteínas y nutrientes de alta calidad en comparación con la carne y el pescado.
  • Ricos en fibra y minerales. Los insectos comestibles también son ricos en fibra y micronutrientes como cobre, hierro, magnesio, fósforo, manganeso, selenio y cinc.
  • La oruga, un alimento top. Según la FAO, cien gramos de orugas proporcionan todos los nutrientes que un adulto necesita en un día.
  • Seguros para la salud. Comer insectos plantea un riesgo reducido de transmisión de enfermedades zoonóticas, es decir, aquellas enfermedades que se transmiten de los animales a los humanos (como gripe aviar o la enfermedad de las vacas locas).

¿Existe peligro en el consumo?

Según datos de la FAO, no se conocen casos de transmisión de enfermedades o parásitos a humanos derivados del consumo de insectos (siempre que los insectos hayan sido manipulados en las mismas condiciones de higiene que cualquier otro alimento).

insectos alimentacion

Algunos de los insectos más consumidos:

  • Gusano del agave en México.
  • Hormigas culonas de Colombia.
  • Siqui sapa peruana.
  • Suri peruano.
  • Picudo rojo.
  • Cigarras africanas.
  • Grillos tailandeses.

En conclusión, los insectos forman parte de nuestra alimentación desde hace años, bien directa o indirectamente. A pesar de la falta de regulación e investigación en países como España, este sector tenderá a crecer y convertirse en referente en la alimentación animal y humana.

Además las ventajas que plantea para el medio ambiente, lo hacen todavía más relevante para el desarrollo acorde al cuidado del planeta.

¿Te atreverías a probarlos? 

 Fuentes: Webconsultas, Instituto Fomento Murcia.

Quizá también te interese: Brexit- consecuencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *